Cuadernos de budismo Nº 8 Invierno 1986

La preciosa mente de la bodichita - Gueshe Lobsang Tsultrim

La mente de la renuncia- Lama Thubten Yeshe

La vacuidad y el surgir dependiente- Entrevista con Jeffrey Hopkins

 

 

 

La meditación en la cocina -Joel & Michelle Levey-

La meditación en la cocina

Joel y Michelle Levey

 

La técnica que sigue está inspirada en la evidencia de que todas las actividades de la vida diaria pueden transformarse en meditaciones, hasta las actividades más mundanas y ordinarias como lavar y cortar las verduras. La clave de esta trasformación se encuentra en el arte de prestar una concienzuda atención a todo lo que ocurra en el momento presente. Lo que determina el nivel de sensibilidad mental, no es la actividad que se efectúa sino la energía de la alerta que ponemos en ella. Todos nosotros dedicamos una gran parte de nuestro tiempo a tareas rutinarias y mecánicas. Experimenta con estas líneas directrices para ver cómo puedes trasformar cualquier cosa que estés haciendo en una experiencia de despertar.

 

1. Empieza tomando contacto con la tierra. Siente el contacto entre las plantas de tus pies y el suelo. Advierte la sensación de tus pies tocando el suelo y siente el suelo conectado con la tierra.

2. Con las rodillas ligeramente dobladas, siente cómo tus piernas crecen adentrándose en la tierra. Las caderas, los muslos, las piernas creciendo y adentrándose en la tierra.

3. Seguidamente, lleva tu atención al centro de tu ombligo, tu centro de poder.

4. Ahora, deja que la parte superior de tu cuerpo se abra llenándose de energía. Mientras exhalas, deja caer los hombros. Con cada exhalación, relaja los ojos y tu mandíbula.

5. Con cada exhalación, vuelve a tu cuerpo. Observa la postura de tu cuerpo.

6. Sé receptivo. Permite que la sensación visual de las verduras venga a ti mientras las cortas con el cuchillo.

7. No hay otra cosa que hacer excepto sentir el cuchillo en tu mano. Siente su dureza. Hazte consciente de la sensación de contacto, el tacto del cuchillo en tu mano. ¿Estás haciendo más fuerza de la que se necesita para cortar? No aprietes tanto.

8. Deja que llegue hasta ti la sensación de la verdura que estás sosteniendo. Percibe la cualidad de las sensaciones que te produce.

9. Los pies tocan el suelo.

10. Las rodillas ligeramente dobladas.

11. Muévete a partir de tu centro.

12. Sé consciente de la respiración.

13. Los ojos relajados.

14. Recibe...

15. Permanece en contacto con las sensaciones.

16. Presta atención a cada momento como si fuera el último.

17. Flexible y alerta. Relajado y preciso.

18. La atención fluyendo momento a momento.

 

Extracto de El Arte de Relajarse Concentrarse y Meditar de Joel y Michelle Levey.

 

Cuadernos de budismo Nº 7 Otoño 1986

-Cortar la raiz de la mente descontrolada , Lama Zopa Rimpoche

-Los tres adiestramientos superiores, El XIV Dalai Lama

-La II celebración de la experiencia iluminada, Juan Manzanera

-Entrevista con el Ven. Sangharakshita II, Xavi Alongina